Rosh Hashaná

Desde ayer por la tarde (18.09.09) y hasta la puesta del sol de mañana (20.09.09) el pueblo judío celebra el Año Nuevo o, en hebreo, Rosh Hashaná, en que se conmemora la creación de Adán, el primer hombre, en el sexto día del Génesis.

Es costumbre en Rosh Hashaná comer ciertos alimentos como símbolos de deseos para el año entrante. Así pues, tras regresar de la sinanoga se celebra una cena festiva familiar en donde están presenten todos los Simanim (símbolos) sobre los cuales los judíos realizan las bendiciones según un orden establecido en la halajá. Las plegarias a Dios tienen siempre alguna relación con el nombre del alimento símbolico o con su forma.

Séder de los Simanim:

1. Tamar. La primera brajá que recitamos es "boré perí haetz" (que crea el fruto del árbol) sobre los dátiles, como una buena señal ya que el dátil es una de las siete especies mediante las cuales la tierra de Israel fue bendecida por el Eterno (Deuteronomio 8, 8).

2. Silká. A continuación se come remolacha o espinaca para se alejen de nosotros nuestros enemigos y adversarios. Proviene del hebreo silek, que significa alejar, excluir o expulsar.

3. Cartí. Puerro. Simboliza el deseo de que nuestro enemigos sean destruidos.

4. Tamar. Se come nuevamente un dátil que simboliza el deseo de estar por encima de nuestros enemigos.

5. Kará. Luego se come un trozo de zapallo o calabaza que representa el deseo de que Dios anule sus malos decretos sobre nosotros.


6. Rubia. Judías verdes, que representan nuestra voluntad por que aumenten nuestros méritos.

7. Rimón. Se comen también granadas, para que nuestras buenas obras se multipliquen como las semillas de ese fruto.

8. Rosh. Se come pescado para que el pueblo se multiplique como los peces, y en especial su cabeza, para que el judío esté siempre a la vanguardia de los hechos positivos.

9. Tapúaj. Por último, tomamos un trozo de manzana y lo sumergimos en miel, para endulzar simbólicamente el año que comienza.



Los Simanim pueden ser comidos durante la primera noche, durante la segunda o en ambas, así como también durante el día. Tras finalizar con el Séder de los Simanin, se prosigue comiendo la comida festiva, acompañada de mucha alegría, cánticos y palabras de la Torá.

SHANÁ TOVÁ UMETUKÁ 5770 - FÉLIZ Y DULCE AÑO 5770